Una imagen, mil palabras

Radiografía contextual de algunas de las fotografías más icónicas

Josef Koudelka – Spain, 1973

Durante años, fue el autor desconocido de algunas de las más célebres fotografías de la historia. En Praga, mientras el ejército soviético aplastaba la Primavera de Praga de 1968, Josef Koudelka (Boskovice, República Checa, 1938) recorría las calles de la ciudad con el único escudo de su cámara, retratando sin miedo todo lo que pasaba delante de sus ojos.

Enrique Metinides – ‘Adela Legarreta Rivas, atropellada por un Datsun’, 1979

¿La fotografía de sucesos elevada a arte? ¿La imagen que un día ilustró las páginas más sensacionalistas de la prensa mexicana en museos y exposiciones? Sí, el fotógrafo Enrique Metinides (Ciudad de México, 1934) lo ha conseguido, como anteriormente lo hizo Weegee con el sórdido Nueva York de la primera mitad del siglo XX.

Alec Soth – ‘Charles, Vasa, Minnesota’, 2002

Alec Soth es uno de los fotógrafos contemporáneos más importantes, renovador de la imagen documental con un estilo cargado de nostalgia y una enorme capacidad para captar a personas y objetos más allá de su apariencia estética.

George Tames – ‘The Loneliest Job’, 1961

Una fotografía que es un símbolo de la soledad del poder. La imagen del presidente de los Estados Unidos, JFK, en el despacho oval de la Casa Blanca. Pero su significado esconde un secreto, no siempre conocido.

John Hilliard – ‘Cause of Death’, 1974

Ante la mentira y el engaño que puede emanar de una fotografía, una duda razonable es siempre una buena defensa. Así lo demuestra esta obra de John Hilliard, ‘Cause of Death’.